Introducción

Durante un largo tiempo me ha impactado y dolido la forma en la que nuestra sociedad humana destruye la vida en nuestro planeta, siempre sentí el impulso de hacer algo para cambiarlo pero no sabía cómo.

Hoy el internet nos permite compartir y creo que no hay mejor manera de vivir que ser ejemplo, si algo no te gusta, haz algo al respecto, comienza con algo…pronto encontrarás a otras personas que están haciendo lo mismo y verás la diferencia.

Nuestra generación está viva, aquí y ahora. Somos personas conscientes de que la vida que queremos depende de nosotros, que los cambios no vienen del gobierno hacia la sociedad sino que es la sociedad quien con el ejemplo genera el gobierno que quiere.

A través del ejemplo de personas comunes y corrientes tomando acción, muchos seres humanos en el mundo han logrado inspirar a otros y sumar manos a su causa para demostrar que la transformación es posible… hacer algo sólo depende de nosotros.

Éstos son los posts que compartimos en redes sociales todo el tiempo porque es lo que queremos ver, no nos interesa lo negativo y trágico de la situación (noticieros y política) sino lo que se puede hacer para mejorarla (gente real).

Muchos ya comenzaron, limpiando playas, limpiando cenotes, limpiando el océano, compartiendo noticias reales, compartiendo información útil, defendiendo los derechos humanos. Es tiempo de contribuir a ésta nueva cultura. No necesitamos puestos políticos ni maestrías, solamente buenas ideas y acciones valiosas.

Ésta generación no está destinada a seguir siendo esclava de las empresas ni de los gobiernos, somos libres, creativos, capaces y atrevidos. Lo suficientemente atrevidos para actuar y generar la sociedad en la que queremos vivir, no nos dejamos engañar por los antiquísimos modos de la política y la televisión, cuando escuchamos la noticia de que Coca-Cola va a implementar medidas de reducción de residuos en el 2030 no nos quedamos babeando y aplaudimos, pensamos….¿Es neta?… ¡Wow Coca-Cola!, ¿Y en el 2030 ya para qué?, así que mientras esta empresa súper poderosa dice cosas sin sentido, nosotros tenemos el poder y la capacidad de dejar de consumir Coca-Cola y sus envases de plástico, es veneno para las personas y veneno para el medio ambiente.

Hoy elijo vivir diferente, es hora de que todos aquéllos que pensamos igual sumemos esfuerzos y transformemos nuestra realidad, sé que no soy la única… sé que hay muchas personas allá afuera que quieren que el  corazón del planeta siga latiendo porque entienden que somos parte del mismo organismo y si el corazón muere, morimos todos sin importar estatus económico, nacionalidad, género o religión.

La invitación es a encontrarnos y apoyarnos como la comunidad humana que somos. No será fácil, la zona de confort es muy grande… cambiar de hábitos y de mentalidad a muchos les da pavor pero el ejemplo arrastra y cuenta más que las palabras y las promesas de campaña.

¡Hagámoslo!

-Cristina G.

Leave a comment.

Your email address will not be published. Required fields are marked *.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.